El desafío de los laboratorios veterinarios es comunicar la sanidad como parte de la productividad animal

En el marco del 14° Aniversario del Periódico MOTIVAR, Juan Carlos Aba, presidente de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (CAPROVE), señaló que la actividad debe llegar con ese mensaje a profesionales y productores. Confió en que en 2017 se desarrollarán acciones más coordinadas entre la entidad y otras oficiales y privadas para lograr ese objetivo.

Para Juan Carlos Aba, presidente de Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (CAPROVE), los laboratorios veterinarios de la Argentina se han comportado históricamente de manera muy individual y poco participativa, al tiempo que señaló que el sector que representa tiene un déficit de comunicación que le impide llegar con un mensaje claro al productor, lo que se refleja en la situación del mercado de productos veterinarios. Lo hizo al participar del panel “Situación actual de la industria veterinaria instalada en la Argentina”, incluido en el evento de celebración del 14° aniversario del periódico Motivar, publicación especializada de la actividad veterinaria.

Aba explicó que el mercado argentino se caracteriza por una segmentación muy notoria entre grandes animales -bovinos, aves, cerdos, equinos- y pequeños y que “tiene una potencialidad muy grande que no está siendo aprovechada”. Detalló que en 2015 la facturación global de los 140 laboratorios que operan en el país fue de 4.200 millones de pesos, de los cuales el 44% fue en el rubro bovinos, el 20% en aves, 18% en pequeños, 16% en grandes animales no bovinos y el resto representa un 6%.

“En 2016 hemos tenido un primer semestre con un crecimiento de aproximadamente un 40%, y se ha superado por primera vez en muchos años la tendencia de no aumentar las unidades. Este año hay una pequeña movilidad de las unidades, pero creemos que el problema real del mercado sigue siendo su amesetamiento en cuanto a que no logramos hacer trascender que la sanidad, en todos sus aspectos, sea tomada como mejor calidad de vida para los pequeños, mayor productividad para para los grandes y por ende mayor rentabilidad productiva. Esta situación hace que estemos estancados en la producción”, señaló.

Aba recordó que a raíz de la dificultad que existe para difundir la importancia de la sanidad en la productividad, CAPROVE creó un Foro de Sanidad Bovina, a través del cual se generan mensajes que pongan a la salud animal en un lugar de privilegio como elemento vital en la productividad bovina. “Todos hablan que el país debe aumentar la productividad, ser eficientes y mejorar las rentabilidades. En bovinos seguimos teniendo el histórico 61% de terneros destetados, manteniendo una tasa de extracción del 24%. No hay una definición clara del impacto que la sanidad tiene en la productividad. Los 28 mil millones de pesos que venimos planteando que no se logran en producción (por no aplicar un plan sanitario acorde) no lo logramos transmitir de manera correcta. Por eso el Foro tiende a reunir actores como el Ministerio de Agroindustria de la Nación y de la Provincia de Buenos Aires, INTA, el SENASA, facultades y colegios veterinarios para que unifiquemos un mensaje claro que le llegue al productor de manera unívoca para que aplique estas tecnologías”.

Una asignatura pendiente
A propósito, Aba dijo que “el tema comunicación sea quizás el déficit fundamental que tiene nuestro mercado. Es tan cierto decir que el veterinario no habla con el productor, como que los laboratorios no hablan con los veterinarios. Corregir esta situación es quizás el trabajo más arduo que nos queda, porque todo el sistema productivo necesita una comunicación fluida para llegar con todas las herramientas disponibles al usuario”, sostuvo. Abonando su argumento, citó que las nuevas guías de la OIE para las facultades de veterinaria, reconocen que técnicamente las carreras de veterinarias son de las mejores en los aspectos técnicos, pero recomiendan reforzar la comunicación.

Por eso destacó que con el Foro, CAPROVE busca poner a la sanidad en un lugar de privilegio, dado que en líneas generales ha sido devaluada a través del tiempo. “Nos quedan resabios de aquel viejo axioma que dice que ‘la sanidad entra por la boca’ y no logramos trascender con conceptos tales como que una vaca de capacidad corporal 9 puede no quedar preñada por tricomoniasis, no parir por brucelosis y no destetar un ternero porque se muera por neumoenteritis”.

Y agregó que se desea cambiar el concepto que da por sobreentendida a la sanidad para introducirla a través de la productividad. “Es una manera de mejorar la rentabilidad en bovinos y el bienestar animal en pequeños. En todos los aspectos, la sanidad animal debe ser parte de la salud única de la que se habla actualmente”.

En este sentido, Aba señaló que la sanidad se presta a mensajes unitarios de ciertos profesionales de muy buena trayectoria, donde se generan mensajes que muchas veces no tienen que ver con la realidad. “Se pone en duda un producto y se cambian indicaciones. Por eso queremos unificar el mensaje, sobre la base de información sólida y científica que se revalorice y se ponga a disposición de veterinarios y productores para que quede en claro la importancia de todas estas herramientas”, sentenció.

Puertas adentro
Vinculado con la comunicación, pero a nivel institucional intra sectorial Aba destacó la escasa participación de las empresas en las entidades sectoriales, a tal punto que -según el mismo trabajo de Motivar- el 46% de los laboratorios veterinarios no está afiliado a ninguna de las dos cámaras de la actividad, situación que calificó de problemática. “Como industria nos hemos comportado siempre de manera muy individual. Nos cuesta participar de manera grupal y tener conceptos amplios que nos proyecten hacia un futuro, donde tengamos una optimización de la producción, seamos mucho más eficientes y podamos mejorar nuestra capacidad”, al tiempo que opinó que la industria ha basado todo su desarrollo en aspectos técnicos y fabriles, y que la falta de un desarrollo comunicacional se refleja en los resultados del mercado.

Finalmente, Aba expresó su confianza sobre el desempeño de la actividad en el próximo año: “tenemos las mejores expectativas para 2017, año para el cual ya contamos con cierto grado de acuerdo con las instituciones, sobre todo en grandes animales, donde creemos que esta vez se va a hacer foco en la sanidad como incremento de productividad”.

 

 

Acerca de CAPROVE
Fundada en 1946, CAPROVE, Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios, representa a empresas elaboradoras, comercializadoras e importadoras de productos biológicos y/o farmacéuticos para el uso veterinario. CAPROVE colabora con el productor agropecuario y el profesional veterinario en busca de la sanidad y productividad animal para incrementar la eficiencia e impulsar el crecimiento del sector. Los socios de CAPROVE son: Asociación de Cooperativas Argentinas, Bayer, Bedson, Biochemiq, Biogénesis-Bagó, Boehringer Ingelheim, Brouwer, Calier, Centro Diagnóstico Veterinario, CEVA, Cevasa, Chinfield, El Gigante, Eli Lilly Interamerica, Faeve, Laboratorio Azul Diagnóstico, Lab. Burnet, Lab. Imvi, Labesta, Laboratorios König S.A., Merial Argentina, MSD Salud Animal, Over, Phibro Animal Health Corporation, Tecnofarm, Vetanco, Weizur y Zoetis.
www.caprove.com.ar

Los comentarios están cerrados.